Make your own free website on Tripod.com
E-Zine (Una introducción a los mundos de H.P.Lovecraft)

Home

No está Muerto quien puede descansar Eternamente.....
Cartas de HPL
Downloads
Archivo Fotográfico MU.
Buhardilla de los Ward
Circulo Lovecraft Y2K
El rincón de los cultistas!
Los archivos de Arkham
Biblioteca del Santuario
Cartas de HPL

HPL mantuvo una gran cantidad de correspondencia con sus amigos y seguidores parte de los cuáles formaron el fenecido circulo Lovecraftiano.

Algunas epistolas de Clark AShton Smith a HPL
con relación al surgimiento de Tsathoggua

 

En una carta de H. P. Lovecraft, con fecha del tres de octubre de 1933 y dirigida a Clark Ashton Smith, el "Genio de Providence" describe a su colega de California la ingenuidad y credulidad de su corresponsal y cliente de revisión William Lumley (autor de "El Diario de Alonzo Typer"), quien realmente se identificaba con Cthulhu y Nyarlathotep, y que había viajado por todo el mundo para participar en monstruosos ritos en ciudades desiertas, pernoctar en ruinas antediluvianas y departir con "terribles ancianos" ascetas: " Él está firmemente convencido de que toda nuestra "banda" (tú, Bob "Dos pistolas", Sonny Belknap, el "abuelo E'ch-Pi-El" y los demás) somos genuinos agentes de los "Poderes Invisibles" para la propagación de rumores demasiado oscuros y profundos para la comprensión humana. Debemos pensar que sólo somos escritores de ficción, y debemos igualmente desmentir (qué absurdo pensamiento), que al escribir estemos revelando la verdad a pesar de nosotros mismos, sirviendo inconscientemente de portavoces de Tsathoggua, Crom, Cthulhu, y otros gentiles aristócratas del Más Allá ".

Este fragmento marca, con claridad meridiana, la enorme distancia que media entre los "Mitos de los Grandes Antiguos", como escenario de ficción, y el esoterismo anticientífico de un Charles Fort (de quien Lovecraft admiraba su "Libro de los Condenados"). Pero incluso en un contexto de creación de ficción fantástica, Lovecraft nunca se preocupó de preparar un organigrama donde ubicar sus deidades cósmicas, o de crear un sistema panteísta, del que él sería su heraldo y profeta; lejos de eso, a veces se refería en broma a estos relatos como su "Cthuluismo" ó "Yog - Sothothería". Clark Ashton Smith (1893 - 1961), verdadero protagonista de este trabajo, tampoco habría de emprender esta tarea, a pesar de ser uno de los más prolíficos y geniales prosélitos de esta "pseudo-religión". Smith consideraba que una vena de humor negro y grotesco alejaba vastamente el estilo de sus cuentos de los cánones del "Ciclo de Cthulhu"; a pesar de lo cual, y como puede leerse en los siguientes fragmentos, Smith busca la complicidad y aun involucrar a Lovecraft en la tarea de poblar y organizar el "Olimpo diabólico" de los mitos, reconciliando así el "Cthuluismo oficial" de Lovecraft y los "Smythos de Cthulhu". En el fragmento que constituye la cuarta parte de este trabajo, y que data de Abril de 1937 (desaparecidos ya R. E. Howard y H. P. Lovecraft), Smith, sin embargo, parece más partidario de trabajar en la línea de la alusión velada y la insinuación que estimulen el intelecto y la imaginación del lector.

No debiéramos tomar excesivamente en serio el contenido de este "trabajito" de Smith (por otra parte delicioso en su desmedida fantasía), pues realmente no constituye un intento serio de sistematización: Hzioulquoigmnzhah y Yhoundeh, por ejemplo, son deidades usadas exclusivamente por Smith, en su ciclo de Hiperbórea; Cxaxukluth y Ghizghuth ni siquiera son mencionados por C. A. S. en otros textos, y las excéntricas relaciones familiares descritas entre estos "Antiguos", parecen responder, a veces, a esa vena cómica, tan cara a Smith, para suavizar los rigores de tanto horror cósmico y "ultra telúrico". Debemos, en consecuencia, interpretarlo como el divertimento epistolar que es (algo frecuente en la correspondencia entre el "Círculo de Lovecraft") y quizá como "carnaza" para saciar el apetito de los que, como el mencionado William Lumley ó Robert H. Barlow (artífice con su curiosidad, de esta genealogía), sí creyeron, en mayor o menor medida, en la religión de los "Grandes Antiguos".

El texto titulado "El Árbol Genealógico de los Dioses", y que constituye el primero de los fragmentos de esta antología, fue publicado originalmente en el número de verano de 1944 del "fanzine" The Acolyte, editado por Francis T. Laney y Samuel D. Russell, precedido de la siguiente nota: "La información genealógica y el esquema de la descendencia contenido en este bosquejo han sido tomados de una carta, escrita hace años a R. H. Barlow por Klarkash-Ton, y son publicados aquí con su permiso"; la carta mencionada tiene fecha de 16 de Junio de 1934. Tras cotejar el texto de The Acolyte con el contenido de la carta, he preferido traducir directamente ésta, ya que, aparte de poder aumentar la extensión del texto con fragmentos adicionales no incluidos en la versión publicada, considero que las "mutilaciones" y discrepancias observadas entre ambos textos, responden más bien al intento de los "acólitos" Laney y Russell de hacer pasar la carta por un ensayo, que a una hipotética revisión ulterior por parte de Smith (metería la mano en el fuego). Parte del contenido de este primer esbozo fue sugerido por el uso que del dios Tsathoggua hizo Lovecraft en su revisión del cuento de Zealia Bishop Reed, The Mound (El Montículo), Weird Tales 1940, de sobra conocido por el aficionado a través de las ediciones de Caralt y Edaf.

Por último, y para enriquecer este primer borrador, he buscado otras cartas de Smith (dirigidas a Lovecraft, Barlow y Derleth) donde insiste en desentrañar el misterio de la ascendencia de Tsathoggua y de su tío Cthulhu. Estos fragmentos no fueron nunca publicados junto a "El Árbol..."; tampoco en la reedición que hizo Charles K. Wolfe en Planet and Dimensions (Mirage Press, 1973), si bien parecen encajar con él con aceptable precisión.

Es posible que ni los puristas "Lovecraftianos", ni los fundamentalistas del "neo-Cthulhuismo", acojan a estas "nuevas" deidades que exhumamos ahora para el aficionado español; pero a buen seguro que los seguidores de Smith gustarán de conocer el origen y vicisitudes de esa "dunsaniana" deidad que es Hzioulquoigmnzhah, y quizás algún aficionado añada los nombres de Cxaxukluth y Ghizghuth a las impronunciables letanías diabólicas que susurran sacerdotes locos ante altares ensangrentados, o que se escuchan entre las erosionadas piedras de algún templo prehistórico en mitad de la jungla impenetrable. ¡ Iä Cxaxukluth !

Traducido por Oscar Mariscal

lovecraft.jpg

HPL frente a su casa de Angell Street, Providence, Rodhe Island.